Modificadores de la calidad de la luz

Modificadores de la calidad de la luz 

La construcción de reflectores y difusores con formas y tamaños variadas y la utilización de filtros de varios tipos, ayudan a diseñar la escena. No hay una receta que se adapte a todas las circunstancias… nuevamente. 

Difusores

Son elementos translúcidos que se interponen entre la fuente de luz y el objeto con el fin de dispersar (Ablandar) los rayos de luz que lo atraviesan. Cuando se usa un difusor, este comienza a ser la fuente desde el punto de vista del objeto, por lo que el tamaño y distancia, son importantes.

La forma debe ser esférica con el objeto dentro para iluminación uniforme, por eso de la ley de la inversa del cuadrado de la distancia. Hay que pensar que desde el centro del objeto a la superficie del difusor, debe haber la misma distancia. Por esto es que en microfotografía se usan como difusores pelotas de Ping Pong abiertas y con el espécimen en el centro.

Existen diferentes materiales con distintas propiedades difusoras, como el papel, el plástico blanco, tela, espuma de poliestireno. El uso de difusores hace que la cantidad de luz que llega al objeto disminuya, por lo que a veces habrá que corregir la exposición.

Reflectores

Son elementos que reflejan (rebotan) la luz y se utilizan para aumentar el tamaño aparente de la fuente, aumentar la distancia entre la fuente y el objeto o concentrar el haz de luz en un punto. Los  espejados modifican levemente la dureza de la fuente. Los blancos, disminuyen la dureza de la fuente, actuando también como difusores.  La forma del reflector es importante para la función. Un reflector grande y plano dispersa la luz, y un reflector pequeño y cóncavo, como el que tiene un spot, la concentra.

Filtros

Son elementos translúcidos selectivos, que se interponen en cualquier punto del trayecto de la luz. Pueden colocarse sobre un flash, un spot, un difusor, un reflector, sobre el lente de la cámara o incluso sobre ambos, como es el caso de los filtros polarizadores y analizadores (Polarización cruzada).

-Los filtros de color dejan pasar solo una franja estrecha del espectro de luz visible y se usan para generar efectos de color o modificar la temperatura de color de la luz.

-Filtros UV: Bloquean el contenido ultravioleta de la luz, que es una longitud de onda invisible al ojo humano, pero perfectamente visible a los sensores de las cámaras fotográficas.

-Los filtros de densidad neutra, filtran todos los colores en la misma proporción, y disminuyen la cantidad de luz que los atraviesan.

-Los filtros polarizadores, permiten el paso de la luz que se encuentra en un solo plano y bloquea al resto. Pueden usarse solos o en parejas. A esto último se le llama polarización cruzada y sirven para eliminar el reflejo de la fuente o para la observación de sustancias birrefringentes o que presenten pleocroísmo. Estas propiedades se observan en algunos cristales y sustancias orgánicas. En este caso, se utilizan dos filtros, uno entre la fuente de luz y el objeto (Llamado polarizador) y el otro entre el objeto y el sensor de la cámara (Llamado analizador), ambos en distintos ángulos.  El control de los reflejos es más importante cuando se fotografía objetos con superficies pulidas y espejadas. Suele ser un problema en fotografía macro, ya que pueden verse los paneles de iluminación o inclusive el reflejo del fotógrafo en una superficie pulida como una gota de agua, el caparazón de un insecto o la superficie de un ojo.