Comportamiento de la luz

Comportamiento de la luz

 Cuando la luz encuentra una superficie, hace tres cosas: Reflejarse, transmitirse, absorberse.

La mayoría de las veces, se observan los tres efectos en distintas proporciones, ya que las sustancias rara vez son totalmente espejadas o totalmente difusas o totalmente transparentes u opacas. Estos son los principios que usamos para modificar la luz para que se adapte a nuestras necesidades.

Reflexión

Cuando la luz llega a una superficie y rebota, se dice que es reflejada. Existen dos tipos de reflejos. Los reflejos especulares y los reflejos difusos.

En los especulares, los rayos de luz incidentes (los que llegan al objeto) y los reflejados tienen ángulos iguales. El ejemplo evidente es un espejo o una superficie muy pulida o la superficie del agua.

Los reflejos difusos, reflejan los rayos en muchas direcciones. Esta propiedad hace que no se pueda reconocer una imagen de la fuente. Por ejemplo la piel, la madera, el tronco de un árbol, pintura mate, etc.

Un tipo especial de reflejo es el reflejo polarizado que presentan algunos materiales y superficies no metálicas. Esto quiere decir que la luz se refleja en gran cantidad en un solo plano.

En términos generales, mientras más grandes sean y alejadas de la escena estén las fuentes de iluminación, más disimulados estarán los reflejos, más débil será la iluminación y mejor distribuida. Y por el contrario, mientras más cerca y pequeñas, se notarán más y habrá más diferencia de iluminación entre los puntos cercanos a la fuente y los que estén alejados. Encontrar el punto justo, depende del propósito creativo del fotógrafo.

Transmisión

Cuando la luz atraviesa un objeto translúcido puede cambiar sus propiedades de tres formas. Transmisión directa, transmisión difusa y transmisión selectiva.

La transmisión directa puede cambiar la trayectoria del haz según el ángulo de incidencia como en los lentes, (este efecto se conoce como refracción). Un ejemplo de transmisión selectiva de color es el filtro de color, en el que se deja pasar solo una pequeña parte del espectro de luz visible; otro ejemplo de filtro selectivo es el filtro polarizador que deja pasar solo un plano de ondulación; o los filtros de intensidad neutra, que bloquean parcialmente todos los colores con la misma proporción.  Transmisión difusa se da en los difusores, donde se dispersa la luz en muchas direcciones. Como se habrá dado cuenta, estas propiedades de los materiales, son herramientas con las que el fotógrafo trabaja.

Absorción

Si la luz llega a un objeto y no puede atravesarlo, puede reflejarse o absorberse.

La absorción de la luz define los colores que vemos. Si un cuerpo absorbe toda la luz que le llega, lo percibimos como negro. Al contrario, si refleja (difusamente) toda la luz que le llega, lo percibimos como blanco, siempre y cuando lo iluminemos con luz blanca!! Si la absorción es selectiva para un color en particular, percibiremos el objeto de un color. (Por esto es tan importante el balance de blancos y la temperatura de color en fotografía)